Mantenimiento preventivo de subestaciones

MANTENIMIENTO PREVENTIVO DE SUBESTACIONES

 

Mantenimiento de Instalaciones Eléctricas.

 

 

 

Son todas aquellas actividades relacionadas con la revisión, montaje, desmontaje, manipulación y servicios proporcionados a las instalaciones eléctricas, para la conservación de sus características operativas y de diseño en forma segura y confiable.

 

En la industria, comercio y muchos centros de trabajo, las instalaciones eléctricas dependen de una subestación eléctrica, la cual tiene el objetivo de modificar y establecer los niveles de tensión de una infraestructura eléctrica, para facilitar la transmisión y distribución de la misma energía. Su equipo principal es el transformador, un componente sumamente importante, además de ser el de mayor costo económico.

 

Para mantener en condiciones de operación a éstos equipos y que la continuidad del servicio no se vea afectado por una falla, es necesario aplicar un detallado servicio de pruebas y mantenimiento a los elementos que componen a las subestaciones.

 

Las subestaciones eléctricas pueden ser de transmisión, receptoras o distribución, de alta, media y baja tensión, sus componentes y la disposición de éstos, pueden variar de una subestación a otra, pero las características de cada componente siempre serán las mismas y cada uno tendrá una función específica y de importancia dentro de la subestación.

 

TIPOS DE MANTENIMIENTO

1.- Inspecciones

 

La inspección es la primera actividad de cualquier mantenimiento y establece someter a la subestación y a los equipos en particular, a una serie de observaciones detalladas y registro de datos característicos, a fin de tener una información del estado físico y operación de los mismos. Además de obtener o detectar daños físicos, anomalías y/o deficiencias

 

2.- Mantenimiento Preventivo

 

El mantenimiento preventivo o conocido también como mantenimiento programado, es aquel que se efectúa a un bien, servicio, equipo o instalación con el propósito de reducir la probabilidad de fallo, mantener las condiciones seguras y preestablecidas de operación, prolongar la vida útil y evitar accidentes.

 

El mantenimiento preventivo tiene la finalidad de evitar que el equipo falle durante el periodo de su vida útil: y la técnica de su aplicación se apoya en experiencias de operación que determinan que el equipo, después de pasar el periodo de puesta en servicio, reduzca sus posibilidades de falla.

 

3.-Mantenimiento Predictivo

 

Son pruebas que se realizan a los equipos con el propósito de conocer su estado actual y predecir posibles fallas que se podrían ocasionar. El resultado de este mantenimiento permite tomar acciones preventivas y/o correctivas para optimizar su funcionamiento.

 

El mantenimiento predictivo tiene la finalidad de anticiparse a que el equipo falle; la técnica de su aplicación se apoya en la experiencia adquirida con resultados estadísticos, que determinan que el equipo está más propenso a fallar cuando se encuentra en el periodo inicial de operación, a partir de su puesta en servicio y cuando se acerca al final de su vida útil.

 

4.- Mantenimiento Correctivo

 

En específico, el mantenimiento correctivo es la reparación que se realiza al bien, servicio        equipo o instalación, una vez que se ha producido el fallo. Tiene el objetivo de restablecer el funcionamiento y eliminar la causa que ha producido la falla.

 

El mantenimiento correctivo tiene la finalidad de reemplazar los elementos o equipos averiados y que ya no pueden funcionar operativamente en la subestación, el reemplazo también se da cuando los equipos han cumplido las horas de trabajo para las que fue fabricado.

 

En IEBTSA cubrimos las siguientes actividades para el mantenimiento de subestaciones eléctricas:

 

  • Filtrado y deshidratado de aceite dieléctrico con máquina centrifuga, con equipo de vacío y calentador dieléctrico.
  • Cambio y suministro de aceite dieléctrico para transformadores.
  • Prueba de rigidez dieléctrica del aceite.
  • Prueba Resistencia Óhmica de los embobinados.
  • Prueba de Relación de Transformación (T.T.R.).
  • Prueba de Resistencia de Aislamiento (Megger).
  • Prueba de la Resistencia de la Red de Tierra y/o electrodos.
  • Inspección física de las condiciones físicas de los electrodos y/o redes de tierra.
  • Limpieza y remoción de suciedad, óxido y polvo en celdas de media tensión, transformadores, tableros generales, subgenerales, tableros de transferencia, centros de control de motores, etc.
  • Revisión de las condiciones de los mecanismos de operación en cuchillas de paso e interruptores (seccionadores).
  • Reapriete de conexiones eléctricas y terminales.
  • Suministro y colocación de dispositivos o accesorios: fusibles, apartarrayos, terminales contráctiles, empaques de transformador, etc.
  • Análisis de aceite en laboratorios acreditados.
  • Trámites de gestoría y libranza ante CFE.
  • Renta de transformadores y plantas de emergencia.
  • Reparación de transformadores.

 

Para lograr un óptimo estado de funcionalidad y seguridad de las subestaciones eléctricas, es recomendable realizar periódicamente el servicio de mantenimiento, siempre con el fin saber las condiciones mecánicas y eléctricas de las subestaciones.

 

Es recomendable llevar un monitoreo de los resultados, antes de que un elemento o equipo pueda fallar y dejen fuera el sistema eléctrico del establecimiento, previniendo de esta manera gastos e inversiones mayores, incluyendo las pérdidas económicas que pudieran generarse por un paro inesperado.

 

Recordemos que el mantenimiento preventivo y predictivo, siempre será más barato que el mantenimiento correctivo.

 

Permítanos ser parte de la seguridad de sus instalaciones eléctricas.

error: Content is protected !!